Hospital Veterinario Tomás Bustamante

Horario CONTINUO de 9 a 21 h · También SÁBADOS y DOMINGOS
Teléfono: 942 89 58 11 · URGENCIAS: 629 10 30 30

ECOGRAFÍA y ECOCARDIOGRAFÍA

Vaterinaria haciendo una ecografía a un perro dálmata

¿Cuando está indicada la ecografía abdominal?

La ecografía es una herramienta de diagnóstico cada vez más utilizada en Medicina Veterinaria. Se trata de un método de diagnóstico por imagen no invasivo para visualizar la anatomía interna, rápido y preciso. En ocasiones sustituye a la radiografía, ya que permite un estudio en movimiento.

Todo ello, sumado a la amplia información que proporciona, hace del examen ecográfico un complemento indispensable para el día a día en la clínica veterinaria.

Una ecografía abdominal nos informa sobre la amplitud de las lesiones y de la localización de éstas, lo que proporciona una gran ayuda para orientar y decidir el diagnóstico.

En muchos casos es la clave para realizar el diagnóstico diferencial y en el mejor de los casos para llegar al diagnóstico definitivo. A su vez, sirve de apoyo de imagen para realizar técnicas como la biopsia y/o la punción con aguja fina (PAF) de masas, abscesos, quistes u órganos y para la recolección de líquido libre abdominal u orina por cistocentesis para análisis y/o cultivo.

Verinaria tomando una biopsia ayudada por Auxiliares

Toma de biopsia ecoguiada con Tru-cut en paciente que presenta masa en hígado.

Si a todo esto le sumamos la introducción del efecto Doppler, la ecografía proporciona una más completa información al diagnóstico por imagen, aportando mayor capacidad de resolución en la casuística diaria.

Mediante la técnica doppler podemos evaluar la vasculatura de los diferentes órganos abdominales y las alteraciones del flujo vascular (trombos, neoplasias, etc). En ocasiones también nos permite hacer una valoración de la malignidad de una masa o ganglio o incluso diferenciar entre procesos intestinales inflamatorios y neoplásicos.

Otra aplicación es la valoración de los índices de resistencia y pulsatibilidad renales. En nuestro Hospital disponemos de un ecógrafo última generación con sondas de alta resolución, que nos permite explorar además del abdomen de nuestros pacientes, estructuras superficiales como mamas, cuello, ojos, músculo, tendones y masas subcutáneas, y, por supuesto, la cavidad torácica.

Veterinaria observa el resultado del ecógrafo

Ecografía abdominal de paciente con vómitos y diarreas crónica.

A diario realizamos:

  • Determinación de la estructura, tamaño y posición de los órganos abdominales: riñones, glándulas adrenales, bazo, hígado, vesícula biliar, páncreas, estómago, intestinos ovarios, útero, testículos, próstata y linfonodos.
  • Detección y recogida para análisis del líquido abdominal en caso de peritonitis o ascitis.
  • Valoración la motilidad gastrointestinal y búsqueda de la causa de una obstrucción (invaginaciones, cuerpos extraños)
  • Diagnóstico y seguimiento de la gestación (movimientos fetales, latidos cardiacos)
  • Detección de masas anómalas, y punción por aguja fina de dichas masas para obtener un diagnóstico.
  • Estudio mediante doppler de la vasculatura hepática y de alteraciones del flujo vascular (trombos, neoplasias).

¿Qué es la Ecocardiografía?

Al igual que sucede en medicina humana, la ecocardiografía ha supuesto un gran avance en el diagnóstico de las enfermedades cardiacas, siendo hoy día insustituible en un estudio cardiológico completo.

La ecografía cardíaca utiliza los ultrasonidos con el fin de obtener imágenes de las estructuras cardíacas y estudiar así su morfología, movimientos y función.

Entre sus numerosas ventajas, permite completar un estudio cardiológico de forma no invasiva. No debemos olvidar que una ecocardiografía no sustituye a otras pruebas por imagen (radiografías torácicas) y que debe ser incluida junto con la correcta historia clínica (anamnesis, exploración física, auscultación), y en ocasiones suplementada con otras pruebas como: electrocardiograma, Holter, etc.

Entre sus indicaciones destacamos:

  • Valoración de la integridad de las válvulas y su movimiento.
  • Medición del tamaño de las cámaras cardiacas.
  • Espesor y funcionalidad del miocardio.
  • Contractilidad y gasto cardiaco.
  • Diagnósticos diferenciales de enfermedades congénitas (estenosis aórtica/ pulmonar, displasia tricuspide, ductus) valorando opciones de tratamiento y pronóstico.
  • Hernias peritoneo-pericardio-diafragmáticas.